¿Quiere liderar su negocio en la Nueva Economía?, ¿quiere ser el conductor de su negocio, ahora competitivo e inserto en la economía global?.

Lo primero es que evite:

  1. Ser la Sombra Obsesiva de la Productividad. Confíe en su personal, no lo siga al punto de pretender dormir con cada uno de ellos para saber qué hacen. Gestione las “tareas”, no la “actividad”.
  2. Considere si usted no está acaparando demasiadas responsabilidades directas, en lugar de trabajar en conjunto con sus colaboradores.
  3. No se enferme de “personalidades afinezcas”, el espejearse en demasía con una sola o un grupo selecto de personas y dejar a otros fuera, le quita mérito como líder.
  4. Si padece de “ceño fruncido (caraeTabla -dicho tlacotalpeño)”, trátese con urgencia, no sea negativo, no viva cada día siendo el amargo sufrir o un último suplicio, ya sea por “soportar a sus molestos e incapaces empleados” o porque “los clientes son unos tontos que no entienden de los beneficios y bondades de nuestros productos”. Transmita positivismo, sea optimista. Si confía en lo aprendido por su personal, no hay por qué preocuparse. Porque aun saliendo mal las cosas, siempre se rescatará la enseñanza, para después “cometer errores nuevos” y aprender de nuevo.
  5. No refleje su arrogancia, porque su empresa lo imitará, y la arrogancia en un equipo de trabajo es la contradicción manifiesta.
0 CommentsClose Comments

Leave a comment

Newsletter Subscribe

Get the Latest Posts & Articles in Your Email

We Promise Not to Send Spam:)