Si su negocio se cimienta en una estructura piramidal, deberá cambiar su pensamiento directivo y gerencial. Muy probablemente les costará horas de terapia, pero urge hacerlo!!! Las nuevas formas de trabajo, los clientes y lo que significa todo el conjunto está moviéndose y aprendiendo a exigir a la velocidad de internet y sus enlaces.

Las estructuras empresariales actuales son estructuras planas y flexibles, con equipos directrices y no cabezas omnipotentes, cada nivel o rama está dirigida por “hidras de mandos”, más allá que la responsabilidad final de cada sector recaiga en un CEO, CIO, COO, etc. Se requiere de equipos direccionales a por proyecto, producto, estrategia, etc.

No confunda la línea de mandos con la metodología de gerenciar o crear ideas para su empresa.

Las capacidades y aptitudes anidadas, dan una visión de los negocios que permite permanecer cercano a la velocidad con la que se realizan hoy. Podrá ser crédulo y repetirse que “yo tengo un equipo gerencial increíble y me reúno cada martes”, pero está muy equivocado si piensa que las reuniones ejecutivas convencionales son sinónimo de equipos direccionales.

En las primeras, pesa la desacreditación de ideas, la conservación de “terrenos” o “parcelas internas”, la conservación del paradigma, el no romper nuestro sistema de creencias, a defender o elogiar la propuesta del Jefe; en los segundos, los emblemas y galardones dan paso a un grupo de personas con una tremenda corresponsabilidad y un horizonte común “bogar el barco”, no importando si tuviesen que salir a la calle a reaprender del cliente o negocio.

Es tiempo de arremangarse la camisa y ensuciarse en la calle, nadie es mejor que yo (el creador) para explicarlo y nadie es más inteligente que todos juntos.

0 CommentsClose Comments

Leave a comment

Newsletter Subscribe

Get the Latest Posts & Articles in Your Email

We Promise Not to Send Spam:)